Bolivia es Evo

Por: Ramiro Melendres @mir_o

El día de ayer 01 de diciembre salió una noticia en la que anuncia que el presidente Evo Morales es el 2do presidente con más popularidad del mundo, después del Presidente Putin de Rusia, que es una gran potencia mundial, lo que a la par a nuestra querida Bolivia, nos comparan con grandes países[1].

Como bolivianos estamos orgullosos de este gran logro simbólico del Presidente Morales, porque no es una persona desconocida en medio de los 7.229.916.048 habitantes de nuestra querida nave espacial llamada planeta Tierra. Mencionar su nombre es inmediatamente asociado a todos los logros que hoy disfrutamos en la sociedad boliviana: representa a la lucha soberana de los pueblos indígenas del mundo, al milagro económico boliviano, el orgullo mismo de decir al mundo, soy boliviano.

Estar en el Ranking mundial de popularidad, no es un dato más de una revista, sino más bien el reconocimiento de un presidente que supo escuchar a su pueblo y conducirlo con sabiduría, no fue magia el estar en los top 10 del mundo, y él como líder político para llegar a ello junto al pueblo boliviano crearon lo que es el Estado Plurinacional de Bolivia, con una infinidad de derechos sociales consolidados, devolvió la dignidad a los pueblos indígenas, recuperó los recursos naturales para ,por y del pueblo boliviano.  

Al simplemente asumir la conducción de la Presidencia de Bolivia, el indígena tomó el poder de la conducción del país de forma consolidada. No de una discursiva indígena que trataron algunos gobiernos anteriores que se hacían llamar revolucionarios, sino que hizo que el indígena tome decisiones de poder de forma real y tangible, (si gobernó un gringo de tierras lejanas ¿por qué no? uno de nuestra tierra).  

Al romper el esquema tradicional de “poder” que estaba acostumbrada las elites post coloniales y que se autodenominaban “Criollos” o que inclusive en la actualidad utilizan el término “mestizo” generó un gran revuelo en estas estructuras como juego de roles en la sociedad de hoy día y que los antagonismos que existían anteriormente del (criollo, mestizo – indígena) se fueron quebrando, y es porque todos estamos empezando a darnos cuenta que todos somos indígenas (para explicarlo mejor como dice nuestro amigo Fausto Reinaga “en una condición adscriptiva”), de nuestra amada Bolivia, por el simple hecho de existir en estas tierras somos originarios, unos indígenas originales en cualquier posición económica, situación familiar y asentamiento para desarrollar las actividades de producción.

En este sentido es que si el Indígena tomo el poder, y el presidente Evo es indígena, Bolivia es representada por Evo, entonces ser boliviano es ser indígena y solo por ello debemos estar doblemente orgullosos porque con Evo somos la reivindicación de los pueblos indígenas y por ende de los pueblos del mundo, lo que convierte en la noticia del ranking de popularidad en un logro de todos juntos, porque al ser un referente mundial que trasciende las fronteras imaginarias que nos dejó el viejo mundo, donde compañeros de otras nacionalidades se sienten identificados con el Presidente Evo como líder mundial.  

[1] [ Desde el 2013 mensualmente se publica el ranking de popularidad de Presidentes por la APOC- Asociación de comunicación política con base en España. APOC es una red mundial de especialistas en el análisis y evaluación de comunicación política, son parte los asesores internacionales como Wolfgang Donsbach (Ex presidente de la Asociación Mundial para el Estudio de la Opinión Pública (WAPOR) ), Stanley Greenberg (exasesor de Nelson Mandela y Hillary Clinton), Marta Lagos (famosa especialista en encuestas y Miembro del comité de expertos de opinión pública de Naciones Unidas), En el caso de Bolivia, utilizaron un estudio del mes de agosto realizado por la empresa española Ipsos, Apoyo, Opinión y Mercado]. 

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor