COMUNICACIÓN Y PODER

Por: Gabriel Villalba Pérez

Twitter: @GaboVillalbaP

El país se ha constituido desde hace bastante tiempo ya en un escenario mundial para la difusión del pensamiento crítico y de una nueva teoría política global. Un espacio en el cual confluyeron teóricos sociales, filósofos, sociólogos y profesores, verdaderas eminencias de importante renombre como Toni Negri, Enrique Dussel, Immanuel Wallerstein, Ernesto Laclau, Michael Hardt, Slavoj Zizek, Armando Bartra, Ana Esther Ceceña, Boaventura De Sousa Santos, Atilio Boron, Theotonio Dos Santos, Monica Bruckmann, Emir Sader, David Harvey entre otros.

Una Bolivia de democracia en revolución y revolución en democracia es consciente que las reflexiones deben ser el preámbulo a toda acción, que estas reflexiones deben ser permanentes para saber responder ante las adversidades y estar a la altura del momento histórico que se viene desarrollando en el país, en la región y en el mundo.

Muchas veces por la propia coyuntura nacional, por las propias políticas de inmediatez en un escenario social dinámico, se deja de lado la reflexión teórica y así se olvida el análisis de los trasfondos políticos de cada acción. No nos percatamos de las maquinaciones y estrategias de un enemigo anti pueblo clasista y racista, disgregado sí, pero con todo el tiempo, recursos monetarios y poder mediático para pensar y accionar tácticas mediáticas (bombas mediáticas de desinformación, confusión y mentira) con el objetivo de manchar la imagen y honra de nuestros líderes y de nuestro proyecto: El Socialismo Comunitario, la senda del bloque social obrero indígena popular, hoy empoderado, del que con orgullo y desde la militancia como Generación Evo somos parte y defendemos.

Ante la carencia de propuestas, de proyectos políticos alternativos de país, de líderes, de juventud, de ideología, de acción consciente y militante; las figuras (por qué no se pueden considerar líderes) de oposición articulados en torno a un profundo odio al bloque social obrero indígena popular trata de destruir las prácticas sociales y políticas comunitarias reprogramando nuestras mentes.

Para entender toda la lógica de la comunicación y el poder debemos revisar a Manuel Castells sociólogo, economista y profesor de la universidad de California que se suma a los intelectuales mencionados precedentemente que están pensando el mundo desde Bolivia. Castells desarrolla la categoría de “sociedad red” indicando que las redes de comunicación se programan generando políticas mediáticas y políticas del escándalo cuya consecuencia es la crisis de los sistemas democráticos. En su categoría de “autorregulación de masas” Castells explica la menor dependencia de la sociedad hacia los medios tradicionales pero a la vez hace referencia a los “controladores-programadores invisibles globales” de la red y los identifica como los protagonistas certeros del capitalismo. Este teórico entiende y estudia el concepto de poder teorizándolo a partir de una estrecha relación con la comunicación, indica que no se puede siquiera intentar desafiar el poder si no se tiene claro donde radica ese poder y quienes lo ejercen, sin duda hace referencia a los medios de comunicación programadores y controladores de nuestras mentes a través del bombardeo sistemático de mensajes.

Sin duda estudiar el pensamiento de Castells insta a asumir como el enemigo del pueblo-mundo a derrotar toda esa superestructura mediática, insta a identificar a los verdaderos poderes, los que determinan la agenda y las políticas en nuestros países y en el mundo. Se deben generar redes comunitarias cada vez menos dependientes del poder mediático que funciona controlando nuestras mentes a través de los mensajes, luchar contra eso el horizonte, encontrar la estrategia y las tácticas nuestro desafío.   

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor