CONSIDERACIONES INICIALES SOBRE MARXISMO

Por: Cristian Paucara (PCMLM - FUA UMSA)

El problema al hablar de marxismo es indicar de qué marxismo estamos hablando. Y es que para cada sujeto el marxismo es diferente. Uno puede basarse en un marxismo “clásico”, haciendo referencia a Marx y tangencialmente a Engels, en el leninismo, maoísmo, hoxhismo, o incluso juche.

Estas diferencias entre las distintas concepciones del marxismo se deben al carácter histórico que tiene, y es que no hay que olvidar que el marxismo es ante todo un constructo humano, no determinado por uno o dos autores, sino que expresa la síntesis de múltiples determinaciones. Pues los escritores representan un momento histórico específico, representan los diferentes procesos y transformaciones sociales, y en sí, las distintas formas que adopta la lucha de clases en la historia. Pero, existen sin embargo, ciertas características que diferencian al marxismo como tal.

Un elemento fundamental que imprime Marx es la crítica al capitalismo y a sus instituciones. La crítica -y esto es importante- no tiene una finalidad intelectual, la crítica tiene su razón en las injusticias que se dan en el sistema capitalista, un sistema que, como diría Marx, se alimenta y sobrevive de trabajo vivo, donde el trabajo vivo no es otra cosa que vida. El capitalismo explota una ingente masa de trabajadores de maneras cada vez más sutiles, pero además explota y subordina otras formas de producción, sean estas esclavistas, comunitarias u otras.

Dentro de este escenario de contradicción del capital por un lado, y el trabajo por el otro, -donde el capital se convierte en el aspecto principal- el marxismo, aboga y lucha por abolir esta relación de explotación perversa y construir una sociedad superior basada en la propiedad común de los medios de producción, el comunismo.

Es necesario, entonces, la implantación de un sistema socialista para llegar al comunismo. Generar condiciones necesarias y suficientes que uno debe adoptar para reclamarse marxista, caso contrario puede contentarse con ser un marxólogo.

Para lograr el cometido final mencionado -de alcanzar el comunismo- es preciso que las clases explotadas logren una superioridad subjetiva respecto a los explotadores, luchen por la conquista de poder político y económico, que ahora ellos expropien a los expropiadores.

El marxismo actúa como la fuerza, teórica y metódica para la abolición del capitalismo y la construcción del comunismo; importante es, por tanto, el estudio y la lucha política para un marxista, pues, como diría Mao: “si quieres conocer la teoría y los métodos de la revolución, tienes que participar en la revolución”.

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor