EDUCARSE HOY EN BOLIVIA

EDUCARSE HOY EN BOLIVIA

Por: Gabriel Villalba Pérez

(GaboVillalbaP)

La educación constituye elemento fundamental para la construcción y desarrollo cultural de toda sociedad. Lamentablemente nos acostumbramos a leer autores postmodernos de pensamiento totalmente alienado, pensamiento que responde a la cultura desarrollista de mercantilización del estudiante concebida desde “los países desarrollados”, tal es el caso del periodista Andrés Oppenheimer y su trabajo periodístico ‘Basta de Historias’ aún muy recurrentemente por los estudiosos de los sistemas educativos, profesores y estudiantes. Ese autor reniega sobre el estudio de la historia; plantea “prepararnos” tal cual fuéramos una mercancía, para satisfacer las necesidades imperantes del sistema económico global; planteándolo tal cual fuera una receta de aplicación urgente.

Estas concepciones neoconservadoras sobre la educación proponen vaciamientos históricos, culturales e ideológicos estandarizando el pensamiento.

Educarse hoy en Bolivia implica el reconocimiento de nuestra historia, deconstruimos las imposiciones culturales, sociales y políticas por medio de la educación. Porque no buscamos solo incorporarnos a los mercados laborales, no pretendemos ser meros tecnócratas apartados de la realidad social.

Se tiende mucho a minimizar los grandes cambios efectuados en la estructura educativa boliviana, las políticas sociales de fomento a una educación de calidad, acceso, permanencia evitando la deserción escolar y fomentando el estudio. Al respecto, el año pasado se benefició con el ‘Bono Juancito Pinto’ a más de 2,1 millones de estudiantes de 14.874 unidades educativas del país. En cada colegio, está previsto el incentivo de 1000 bs. para un varón y una mujer que hayan obtenido los mejores promedios de la promoción (6° de secundaria) incentivando así la continuidad de sus estudios. El gasto público en educación se ha casi triplicado con relación al 2006, el analfabetismo erradicado en un 94,9 % según datos oficiales del INE, las condiciones materiales y tecnológicas para una educación de calidad se están cubriendo y principalmente se está construyendo una nueva sociedad plural e igualitaria, una nueva construcción cultural a partir de la educación.

El programa de formación socio comunitario productivo para los profesores desarrolla nuevos paradigmas de enseñanza aprendizaje rescatando los saberes ancestrales, nuestras propias visiones de educación y desarrollo en una sociedad donde 280.558 bolivianos y bolivianas entre 7 a 17 años trabajan y estudian. Ligar lo teórico práctico de la enseñanza aprendizaje de lo productivo es un reto que el estado identifica y asume, compromete a todos los actores otorgándoles funciones de construcción del nuevo pensamiento social. Nuestra educación deja de implementar recetas foráneas y se fundamenta en los valores ético morales, la iniciativa productiva apartada del individualismo, la concepción comunitaria para seguir generando desde lo educativo la revolución cultural.

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor