El devenir del indigenismo: perspectivas teóricas

Por: Javier Garcia

El indigenismo sólo ha podido surgir en este país como ideología política debido a la falta de desarrollo de fuerzas productivas capitalistas y el bajo control del Estado como situación generalizada en el país; por tanto el aumento de las fuerzas productivas que se vive ahora plantea un serio reto intelectual a la posibilidad de que el indianismo pueda mantenerse como corriente ideológica presente en la toma de decisiones públicas.

Siendo la mayoría de sus planteamientos contrarios al desarrollo industrial, sea la clase que sea este desarrollo, en muy pocos países se toma realmente en consideración estas ideas para la formulación de políticas públicas (de las pocas excepciones son Canadá, Nepal y Bolivia). Por lo mencionado anteriormente las naciones en que esta ideología se puede dar son en naciones en las que el nivel de vida alcanzado permite ya no requerir la incorporación al proceso de producción capitalista a las comunidades aisladas restantes y sus territorios (Canadá) o en naciones en las que la carestía de desarrollo industrial es tal que si no se alteran las fronteras actuales del poco desarrollo existente puedan mantenerse a las comunidades aisladas restantes mantenerse en su actual situación (Bolivia).

El problema material que empieza a surgir es que incluso cuando existan comunidades que no deseen incorporarse a la modernidad (ciertas comunidades del oriente que en el mejor de los casos ni llegan al 30% de los indígenas del oriente) existe un impulso para desarrollar las fuerzas productivas, tanto privado (acaparamiento de tierras en el altiplano para quinua, colonizadores en Beni y Pando, agroindustria cruceña, etc.) como Estatal (agenda patriótica 2020-2025). En el caso de las políticas Estatales se puede confiar en que la presión de ciertos movimientos contra estas puedan paralizarlar la modernización del territorio aislado restante; más en el caso de acciones privadas, tanto por número como por recursos la posibilidad de que estas comunidades resistan es ínfima.

Ante esta situación el indigenismo tiene que resolver dos problemas de orden teórico: como evitar que el Estado modernice a las comunidades y como evitar que las comunidades sean absorbidas por la sociedad moderna que se desplaza hacia ellos.

En el primer caso existen ciertos avances teóricos que podrían sintetizarse en la ampliación y profundización de las autonomías indígenas existentes, eso viendo cómo podría armonizarse con un Estado integral y sin generar unos ciudadanos de segunda. Sobre lo segundo la única propuesta hasta ahora que se ha encontrado a nivel mundial es la creación de reservas (con ciertos resultados en Canadá, pero con la terrible experiencia del apartheid), mas eso no funciona si hay un desplazamiento real de personas al lugar de las comunidades (Beni y Pando). Sin la resolución de ambas situaciones la ideología cada vez más se va a encontrar con detractores y con la imposibilidad de realmente incidir en las políticas públicas y el accionar privado, quedando en el mejor de los casos como retórica e incluso su eliminación en el ideario Boliviano. Tal vez, irónicamente, se dé el caso que en el sentido inverso se dé la indianización de la clase media, e incluso de la burguesía.

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor