Enfoque marxista de la Integración Económica

Por: Eduardo Lohnhoff - @EduLohnhoff

El Mercosur, Alianza del Pacifico, Celac y el Alba fueron términos muy divulgados por los mass media en los últimos años. Se puede decir que la integración económica hasta se ha vuelto un “tema de moda” en el discurso político tanto a la derecha como a la izquierda. Los teóricos de la dependencia fueron los impulsores académicos del concepto. Un caso notorio es del ex sociólogo marxista brasileño Fernando Henrique Cardoso, que al volverse presidente del país vecino, puso a toda potencia las medidas neoliberales privatizadoras impuestas por el FMI, e incluso era uno de los impulsores de la constitución del ALCA (que beneficiaba las multinacionales de Estados Unidos para exterminar los mercados locales).

Muchos de los escritos de Karl Marx y Lenin sobre el desarrollo del Modo de Producción Capitalista asientan los fundamentos teóricos para una consideración del comercio, cooperación y la integración entre Estados. Marx, por ejemplo, indicó en sus “principios de la división de trabajo” los procesos ineludibles de especialización y cooperación internacional. Igualmente, Lenin escribió y comentó sobre la necesaria expansión comercial y productiva del capitalismo a nivel internacional. Decía Lenin que existe una “tendencia inevitable del capital financiero a ampliar su territorio económico”.

El ALBA ha demostrado que se puede superar el cuadro de simples integraciones para la circulación de mercancías intraestatales, y se propone la circulación de ideas y proyectos políticos alternativos a la avaricia capitalista, proyectos con horizonte y perspectivas socialistas. La única debilidad del ALBA y la CELAC en el momento, es fomentar la producción y intercambio de bienes, sin los juegos típicos de las clásicas TLC burgueses. Éste es el desafío para que el ALBA sea el espacio de integración económica para la construcción del socialismo y de la Patria Grande.

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor