EVO MUNDO

Sin duda, Bolivia en toda su historia republicana jamás fue referente internacional ni generador de paradigmas civilizatorios para el mundo, se cuenta en el libro: Las Venas Abiertas de América Latina del uruguayo Eduardo Galeano que tras la humillación que recibió el embajador británico en Bolivia por parte del presidente Mariano Melgarejo en el siglo XIX obligado a beber chocolate hasta el límite de sus posibilidades biológicas y habiendo sido paseado montado a caballo de forma invertida (la peor humillación de aquel entonces) la reina Victoria marcó en su globo terráqueo a Bolivia con una cruz y sentenció desde aquel momento que Bolivia no existía mas para el imperio británico y en efecto, por todo el tiempo de hegemonía del imperio británico Bolivia nunca contó.

La bandera de Bolivia era confundida con la de algún país africano, nuestra diplomacia de relevancia nula, nuestra política internacional incipiente y hasta en la política interna nos caracterizábamos por la carencia total de políticas de estado. Para comprobar esta afirmación basta con colocar en el buscador de google “Bolivia en la ONU”, búsqueda que nos remitirá quizás a la intervención de Sacha Llorenti en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre el bombardeo unilateral de Estados Unidos a Siria.

Mas al contrario, si en el mismo buscador colocamos “Evo en la ONU” encontraremos innumerables links vinculados, y es que Bolivia es referente mundial gracias a Evo y a todas las políticas que se vienen desarrollando en el país, innovando en políticas sociales y exportando paradigmas civilizatorios como el Vivir bien, la cosmovisión de armonía con la madre tierra, el acceso al agua como un derecho humano fundamental, la ciudadanía universal, el modelo económico socio comunitario productivo, la economía plural y comunitaria, la plurinacionalidad, el consenso, la multiculturalidad, las políticas sociales, la nacionalización de los hidrocarburos, la gestión de las empresas estatales, la despatriarcalización, la madre tierra como sujeto de derechos, la lucha antidrogas efectiva sin la intervención de estados unidos, los mares como patrimonio de la humanidad de propiedad colectiva de los pueblos, la democracia en revolución, la re significación de los valores culturales impuestos por occidente, entre otros aportes a la humanidad, políticas que son estudiadas y para poder ser desarrolladas por otros países; si miramos a Europa ellos están haciendo lo que en Bolivia ya se empezó a hacer hace diez años.

En este marco, el presidente Evo Morales fue invitado a participar del décimo aniversario de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, homenaje en el que el mundo entero estaba expectante a las declaraciones del primer presidente indígena del mundo. Esperado al igual que el presidente de Rusia, China o cualquier otra potencia en el marco de la Conferencia de Océanos Bolivia sentó las bases de una propiedad colectiva de los océanos al ser un patrimonio de la humanidad que no se debe restringir a los pueblos bajo ninguna circunstancia, menos por lucro.

Presidiendo el Consejo de Seguridad de la ONU instó a reflexionar y trabajar en el desarrollo de acciones globales colectivas en torno a la crisis del agua a escala planetaria, un hecho no menor que debe alertar al planeta. De forma trasversal a todos los temas expuestos desarrollo la demanda marítima boliviana y denunció las transgresiones e incumplimientos de Chile a sus compromisos internacionales con Bolivia en torno a comercio y libre tránsito. El cambio climático fue abordado por el presidente en torno a lo acontecido con el Acuerdo de Paris del cual Estados Unidos decidió ya no ser parte; Evo desarrolló también de forma elocuente las nuevas conspiraciones mundiales de la que los pueblos que deciden dirigir su propio destino son víctimas, reflexionó sobre el mundo en general que no debe ser un mundo de muros.

En la OEA denunciamos ante la corte Interamericana de derechos humanos las flagrantes violaciones a los derechos humanos de nuestros nueve compatriotas detenidos injustamente por carabineros chilenos. Sin duda Bolivia es un referente diplomático para la región y para el mundo, una nueva esperanza generadora de paradigmas humanistas, la voz de los oprimidos y la lucha de todos los humildes del mundo contenida en nuestra política internacional.

    

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor