Homenaje al Día del Trabajador

Por: Ariana Lopez @antarlpz

 Hace 129 años, la huelga de hambre masiva de las fuerzas obreras y sindicales con el objetivo de hacer cumplir la jornada de 8 horas diarias de trabajo, y la Masacre de Chicago marcaron un hito muy significativo en la historia. La noche del 4 de mayo de 1886 muchos obreros murieron, en defensa de los derechos laborales. Es por lo tanto, en homenaje a los Mártires de Chicago que la Segunda Internacional Obrera –París, del 14 al 19 de julio de 1889- declara el 1ro de mayo como el Día Internacional de los Trabajadores.

Escudriñando un poco en la lucha del sector minero en Bolivia -vanguardia del movimiento sindical- es necesario mencionar a las minas de Colquiri, Telamayu, Quechisla, Pulacayo, 7 suyos, Coro Coro, Catavi, Siglo XX, Huanuni, etc. donde los mineros luchaban impulsados por las necesidades inmediatas para mejorar sus condiciones de vida, de trabajo, aumento de salarios, duración de la jornada de trabajo, vivienda, etc.

En esta lucha de reivindicaciones es importante enaltecer la participación de la mujer.

Un 19 de diciembre de 1942, esposas e hijos de los trabajadores salieron a las calles reclamando alimentos, y fueron violentamente dispersados, muriendo 5 personas. Al anoticiarse de esta situación en Llallagua el 21 de diciembre de 1942, encabezada por la compañera María Barzola, partió una marcha desde Cancañiri. Con gritos reclamaban justicia, salarios justos y pulperías abiertas, pero fueron arremetidos por militares, dejando como saldo la muerte de muchas mujeres, niños y trabajadores mineros.

La masacre de Catavi impulsó al sindicalismo y al movimiento minero; la lucha de María Barzola, dejó una semilla de la que nació el Comité de Amas de Casa de Siglo XX. Mujeres que murieron en la Masacre de San Juan, mujeres que hicieron la huelga de hambre durante la dictadura de Bánzer, las que resistieron en la Marcha por la Vida, las que lucharon por la defensa de los recursos naturales, en Amayapampa en 1996, etc.

Todas estas mujeres son un símbolo de convicción, consecuencia y valentía, en revolución permanente por un vivir bien, con igualdad de condiciones, un trabajo estable y un salario justo. De esta manera rendimos homenaje a todas las madres bolivianas.

En particular en Bolivia se hallan inmersas las luchas con todas sus fuerzas sociales (mineros, fabriles, campesinos, gremialistas, maestros, etc.). Es en esta lógica que en el 3er Congreso Minero de Catavi – Llallagua (marzo de 1946) concluye en la Tesis de Pulacayo, cuya concepción se basa en la tendencia Marxista de Revolución Permanente y plantea la alianza obrero-campesina y de todas las fuerzas impulsoras de la revolución; una alianza de clases revolucionarias, con el objetivo de conquistar el poder y que la clase obrera se convierta en propietaria del aparato estatal, para destruir cualquier forma de dominación de clase, y transformarlo profundamente.

En la actualidad el aparato estatal está liderado por un indígena elegido democráticamente. Este líder coordina la política del Estado con los movimientos sindicales, organizaciones sociales, clase media, obrera y pueblo en general, lo que permite conocer de cerca las necesidades de los diferentes sectores, y como Estado proporcionarles mejores condiciones de vida, salarios justos, vivienda digna; que forman parte de la política gubernamental.

El 1ro de Mayo en el país atravesó diferentes etapas, y hasta la actualidad, el movimiento obrero boliviano celebra este día mostrando la fuerza y la unidad del sindicalismo que mediante la lucha permanente de sus sectores ha logrado hacer realidad muchas de sus reivindicaciones.

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor