INTEGRACION ECONOMICA DE LA PATRIA GRANDE

Por: Yusara Paredes Jare

Sudamérica y el Caribe tienen posibilidades de construir un nuevo orden político y económico global más justo, equitativo y equilibrado, si logramos una verdadera integración económica, es decir, la base material y objetiva. Mientras más unión haya en Sudamérica, más fuertes seremos y, por lo tanto, más independientes y soberanos. “LA UNIÓN HACE LA FUERZA” fue la idea de Simón Bolívar cuando buscaba nuestra liberación y hoy es el momento preciso en que ésta se vuelva una realidad concreta para todos los pueblos sudamericanos.

Desde la revolución bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, impulsó este proyecto por medio de varios proyectos como el ALBA, UNASUR y la CELAC. Estas visiones se vieron fortalecidas por los gobiernos hermanos de Bolivia, Ecuador, Brasil, Argentina y otros. La sincronía de los proyectos de construcción hacia el socialismo, en lo plural de ellas, es la oportunidad histórica para la verdadera integración económica.

El ejemplo de la Unión Europea nos plantea el reto de construir una Patria Grande y una sola moneda para nuestros pueblos, logrando un trato más digno, para poder ver a los otros continentes y países poderosos de frente y hablarles “de tú a tú”.

El reto de lo existente y la Unión Europea como paradigma mundial de integración son, sin embargo, recetas que necesitamos ni queremos seguir, porque la Patria Grande no pretende generar el éxito de algunos en desmedro de otros.

Hace poco, Luiz Inácio ‘Lula’ Da Silva, ex presidente de Brasil, en el encuentro de UNASUR planteaba la posibilidad certera de que dentro de poco este sueño anhelado se concrete y podamos vernos todos los latinoamericanos como hermanos, no divididos por fronteras, sino unidos por corazón y moneda. Quedan retos por delante, el mercado interno y común, las legislaciones arancelarias, etc. Sin embargo, son más los puntos que nos unen, como el crecimiento económico, los ataques del imperio capitalista, la forma de generar y vivir en comunidad, el amor a nuestra tierra y a nuestras familias o nuestra historia común.

Hoy, Bolivia, a la cabeza del Presidente Evo y de la mano del “milagro económico” que representamos, tiene un rol muy importante en el tablero económico regional, pues somos, sin dudas, el ejemplo de cómo abordar una revolución económica.

En este segundo número de Cuadernos queremos presentar ante nuestros lectores una posibilidad de ingreso a la problemática que, desde nuestra perspectiva, es la más importante en términos de integración regional: la integración económica. Para esto, dejamos ante ustedes un balance desde la teoría marxista clásica hasta lecturas sobre los intentos de golpes suaves o judiciales que atraviesa la región. El nivel digital que maneja Cuadernos, les permitirá a los lectores acceder mediante nuestras puertas cibernéticas, por ejemplo, a la entrevista que engalana esta publicación, esta vez con el compañero y maestro Luis Arce Catacora.

Por: Yusara Paredes Jare

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor