La Clase Obrera y El Proceso de Cambio

La histórica y simbólica fecha del 1° de mayo, el Día Internacional del Trabajador, nos obliga a

realizar un análisis acerca del papel que cumple la clase obrera en el proceso histórico que

atraviesa nuestro país. Esto no solamente por el ejercicio de un análisis más acerca de la clase

obrera y sus luchas y reivindicaciones, sino porque este proceso histórico, el Proceso de Cambio,

ha transformado las condiciones materiales e inmateriales de toda la formación social boliviana, y

de manera especial a la clase trabajadora.

Este 1° de mayo de 2017 el gobierno de Evo Morales ha determinado nuevamente elevar el salario

mínimo a escala nacional, haciendo que este sea 5 veces mayor al salario mínimo que dejó el

neoliberalismo. Solamente con ese ejemplo queda ilustrada la magnitud de las transformaciones

altamente favorables a los trabajadores que hasta ahora ha logrado el Proceso de Cambio, sin

nombrar las numerosas políticas sociales, de producción, salud, trabajo, educación,

industrialización, infraestructura, etc. que han beneficiado al grueso de la población y de manera

fundamental a los trabajadores y clases y naciones históricamente oprimidas y desposeídas. Sin

embargo, la clase obrera en sus diferentes organizaciones sindicales, principalmente la Central

Obrera Boliviana, se encuentra en una posición muy dubitativa con respecto al gobierno y al

Proceso.

Entendiendo nuestro proceso como el resultado de la acumulación histórica de fuerzas y luchas

populares desde la dictadura hasta el neoliberalismo, se evidencian décadas de experiencia

histórica de la clase obrera en luchas dentro de la estructura económica del sistema capitalista y el

Estado burgués -incluidas crisis determinantes como la insurrección popular del 2003-

suficientemente propicias como para un alto grado de desarrollo de la conciencia de clase de la

clase social históricamente determinada a ser la dirigente de los procesos progresistas y

revolucionarios.

Empero, nos encontramos con que nuestro Proceso progresista de tendencia revolucionaria no

viene siendo encabezado por la clase obrera sino por movimientos sociales representantes de las

clases y naciones históricamente sometidas y explotadas, como el campesinado, ante el accionar

poco resoluto de la clase obrera.

La adhesión al proceso y apoyo al gobierno por parte de la Central Obrera proviene mayormente

de la presión de sus bases y del conjunto de los movimientos sociales que por una esclarecida

resolución del papel dirigente que debería ejercer la clase obrera para conducir el proceso hacia su

profundización hacia el socialismo. Los documentos aprobados en los congresos y ampliados, que

hablan de radicalización y socialismo son solamente anecdóticos, siendo estos redactados por

asesores y en lo más mínimo discutidos en las plenarias por los dirigentes. No es de sorprenderse

entonces, que la lucha cotidiana de la clase obrera gire en torno a mejoras económicas y defensas

mezquinas de conquistas sectoriales antes que una lucha por transformar las condiciones del

conjunto de la sociedad para una verdadera construcción socialista.

El salarialismo y corporativismo que dominan la política de las organizaciones obreras denotan un

limitado grado de desarrollo de conciencia de clase por parte de la clase obrera, no acorde al

momento histórico que atraviesa el país, donde el alcance de una conciencia de clase en sí y para

sí debería llevarla a ser la clase conductora del proceso. En cambio tenemos una C.O.B. que

condiciona su apoyo al gobierno y participación en el Proceso a mejoras salariales, entorpeciendo

el avance del Proceso.

Urge el trabajo político en las bases y dirigencias por parte de los minoritarios sectores obreros

con una esclarecida conciencia de clase para la participación activa de la clase obrera como actor

dirigente del Proceso de Cambio para definitivamente encauzar su tendencia revolucionaria hacia

la profundización del cambio y decidida construcción socialista.

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor