LA CONDICIÓN DE SER AFROAMERICANO EN ESTADOS UNIDOS

En los primeros quince años del siglo XXI, Estados Unidos no solo ha venido predicando los derechos humanos en todo el mundo, sino que también ha utilizado esta bandera para intervenir e invadir a otros países en aras de “acabar con los regímenes dictatoriales que no respetan la democracia y los derechos humanos” lo cual resulta irónico porque la base de los derechos humanos es considerar que todos los seres humanos somos iguales, algo que Estados Unidos desconoce..

Un artículo escrito por Zak Cheney- Rice, demuestra que ser afroamericano en Estados Unidos representa no sólo una desventaja en términos de estudios o temas laborales, sino que también este país es uno de los pocos lugares donde el valor de los ahorros está determinado por el color de piel. En pocas palabras, si una persona vive en Estados Unidos y tiene una casa, el valor de aquella vivienda estará determinada no sólo por la zona en la que vive (más lejos del centro o más cerca, más residencial o no) sino que también estará determinada por la gente que viva en la zona: si es un barrio de gente afroamericana, la vivienda valdrá menos que otra, con características similares de un barrio donde habita gente de piel blanca.

En el mismo artículo, se encuentra la lista de “las 185 familias mejor acomodadas de Estados Unidos”, compuesta por los más prestigiosos empresarios de las oligarquías caucásicas norteamericanas, que abarcan 182 de las 185 familias de la lista, quedando sólo 3 puestos para extranjeros. En esta lista no figura ninguna persona afroamericana.

¿Qué es lo que demuestra este artículo? Que después de más de 200 años de independencia, en Estados Unidos el carácter “anti-negro” de la sociedad estadounidense no ha cambiado en absoluto, condenando así al pueblo afroamericano a seguir construyendo un país en el que jamás será tratado como igual, donde será juzgado siempre como ladrón, asesino, pordiosero, etc.

En conclusión, el gobierno de Estados Unidos no puede hablar sobre el respeto a los derechos humanos cuando, ni siquiera, en su propio país él es capaz de hacerlo. El racismo de la sociedad estadounidense contra el pueblo afroamericano es la prueba fehaciente de esto.

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor