Revilla y el mal uso del término “provincialismo”

Hace poco el alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, aseveró que sería mezquino y provinciano pensar que La Paz no tendría representatividad en el ámbito mundial, en clara respuesta a las argumentaciones de la oposición política municipal y de la sociedad civil sobre su viaje a Francia por varios días, sin embargo, las palabras del burgomaestre paceño dejan mucho que desear, tanto por su desconocimiento de lo que sería el “provincialismo” como la manera peyorativa y colonial en la que se refirió a lo que podría ser gente de provincia. Vamos por partes.

El significado del provincianismo en términos literarios o de idiosincrasia significa aquel sujeto que tiene la mirada corta en su espacio de confort, es decir, que tiene las ideas arraigadas en el lugar donde vive, en este caso una provincia. El mundo globalizado y las expresiones coloniales instauradas por una modernidad “mundializante”, dejó entrever que lo local, lo particular y en este caso lo provincial son sólo expresiones irracionales e ignorantes, es decir, son resabios de la historia, por consecuencia lógica, son falsos y deben ser barridos por la generalidad, o en el peor de los casos subsumidos a esta generalidad. Como se puede ver, el acusar a alguien de provincial tiene por raigambre epistemológico una posición colonial y con mucho desmedro por lo particular y lo local.

En las declaraciones del Alcalde paceño, se puede ver una expresión de que lo provincial sería malo y dañino, cuando en realidad las críticas a su viaje a Francia se las hizo por el hecho de que la población paceña no tenía idea el porqué del mismo, en pocas palabras no fue un acto provincial como lo catalogó el Alcalde, sino simplemente una duda legítima del pueblo paceño. Acusar a quienes observaron su viaje como provincianos es una expresión clara de la condición de casta/clase que representa Revilla, una representación criolla/mestiza conservadora, y una forma arrogante de decir: “Qué tiene si viajo, provincianos”.

El provincialismo se criticó por muchos círculos intelectuales por caer en posiciones costumbristas y crear cierto tipo de valores conservadores y en algunos casos reaccionarios, como el provincialismo de algunos pueblos como los menonitas, que rehúsan incorporarse a las denominadas bondades de la modernidad y de la democracia constitucional, o a movimientos políticos progresistas, lo cual sin lugar a dudas es una posición loable, empero, este no es el caso, las palabras de Revilla sólo expresan una visión peyorativa de lo provinciano y un poco acuidad mental, además de una soberbia política, en pocas palabras las palabras de Revilla expresan justamente lo que él acusa en términos ideológicos: provincialismo.

Una persona que viajó por todo el mundo y que, sin lugar a dudas, logró que el país deje de ser un punto negro en un agujero oscuro fue Evo Morales, mismo que en ningún momento acusó a sus opositores de provincialistas por criticar sus viajes, lo que demuestra una posición de alguien con mentalidad descolonizadora, gran virtud carente en el burgomaestre paceño.

José Daniel Llorenti

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor