SOBERANÍA TECNOLÓGICA, ENCAMINANDO A UN CONOCIMIENTO LIBRE

Por: Silvia Lineth Huanca

Una definición de la Soberanía como potestad que un Estado ejerce sobre un determinado territorio y población, en virtud de su constitución, están reglamentados en el transcurso del tiempo mediante un ordenamiento jurídico. Entonces se han extendido así los valores semánticos de autodeterminación y libertad de decisión (Soberanía) Hablamos entonces de soberanía económica o política para designar la capacidad de un Estado de fijar sus opciones y poder de decisión, como un derecho a alcanzar por la amplia mayoría de los países llamados “emergentes”.

La soberanía tecnológica definida ampliamente como el derecho y deber de una nación, implica la potestad de un Estado de elegir libremente y sin condicionamientos ni injerencias externas, el rumbo al que prefiere orientar su desarrollo en los campos de la Ciencia y la Tecnología, que sean capaces de responder a las demandas de su población y de insertarse en pie de igualdad en el escenario global.

BOLIVIA EN CAMINO DE LOGRAR SOBERANIA TECNOLÓGICA

El cambio trascendental se da cuando el presidente del estado plurinacional de Bolivia, Evo Morales plantea la “Soberanía Tecnológica y La Independencia Científica” y en agosto del año 2011 se promulgó la norma Nº 164, Ley General de Telecomunicaciones, Tecnologías de Información y Comunicación, en su artículo 77 estipula la priorización del uso de tecnologías libres, incentivando el conocimiento y el involucramiento en su creación o mejora con el fin de compartir legal y éticamente estas tecnologías sin depender de empresas que las controlen o impongan sus condiciones. Ahí surgen las políticas de Estado que acompañan este desafío, en materia de tecnología tales como el satélite Tupac Katari, la distribución de computadoras a maestros y estudiantes de unidades educativas del sistema regular, la creación de la planta ensambladora de computadoras, tablets y celulares Quipus, además de otros incentivos como las olimpiadas científicas estudiantiles, becas de capacitación y estudios superiores en el exterior.

Estos hechos representan una evidencia más de la Revolución espacial y la soberanía tecnológica alcanzada en los últimos años, ya que se trabaja con un software libre con el fin de producir programas y productos tecnológicos para nosotros y para exportar a otros países. A pesar de estos importantes avances en la profesionalización y tecnificación de los recursos humanos de las diferentes áreas, nos espera grandes desafíos por superar, una serie de obstáculos iniciales especialmente referidos a: 1) Recursos humanos especializados, 2) Condiciones de infraestructura adecuadas, 3) Cultura de investigación e innovación, 4) Alta capacidad de aplicación y colocación de los avances logrados.

En conclusión; la soberanía tecnológica es el resultado de la libertad, entendida como la No dominación de los estados frente a los poderes tecnológicos. Políticamente, el problema no se encuentra tanto en cómo limitar a los gobiernos, sino en cómo hacerlos más eficaces frente a otro tipo de poderes (económicos), primando en todo momento los intereses de la ciudadanía frente a los de las transnacionales. Si estamos en control de nuestros recursos y conocimientos podremos avanzar en un camino factible para todos, esa es la soberanía donde un pueblo se eleva a su máximo exponente y llega a ser verdaderamente libre.

La tecnología ha de ser la fuerza motriz del cambio, pero su dirección y sentido ha de ser resultado de un proceso político, con una profunda raíz cívica, para finalmente lograr un país socialmente justo, económicamente libre y políticamente soberano.

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor