Sobre el Capitalismo y sus instituciones

Por: Alberto Echazu (PCMLM - FUA UMSA)

Entender las complejas instancias ideológicas existentes en la realidad concreta en que vivimos, nos obliga a comprender en primer lugar la base material, económica sobre la que se erigen. En palabras de Karl Marx en La Ideología Alemana: “Al producir sus medios de vida, el hombre produce indirectamente su propia vida material…”.

Este modo de producción no debe considerarse solamente en el sentido de la reproducción de la existencia física de los individuos. Es ya más bien, un determinado modo de manifestar su vida, un determinado modo de vida de los mismos. Los individuos son tal y como manifiestan su vida. Lo que son coincide, por consiguiente, con su producción, tanto con lo que producen como con el modo de cómo producen. Lo que los individuos son depende, por tanto, de las condiciones materiales de su producción”.

El Capitalismo es ante todo un modo de producción. Un modo de producción orientado a la producción de valores de cambio, mercancías. Apoyándonos en Samir Amin: “Definimos el modo de producción capitalista a partir de la apropiación exclusiva por una clase de medios de producción que son en sí mismos, producto del trabajo social. Hay capitalismo cuando los medios de producción que son producto del trabajo social no están controlados por la sociedad entera si no por una sección de esta que se convierte en ‘burguesía’”.

Sin embargo, el concepto de modo de producción es un concepto formal abstracto, motivo por el cual nos tenemos que remitir al concepto histórico de Formación Social. Es aquí donde el capitalismo adquiere dimensiones históricas. Las Formaciones sociales capitalistas, donde el modo de producción capitalista predomina sobre otros modos de producción, generan superestructuras ideológicas y político/jurídicas.

Sobre el conjunto de las relaciones de producción que forma la estructura económica de la sociedad, se levantan las instancias ideológicas que corresponden a su base material.

Este es el origen de las instituciones, aparatos represivos, y aparatos ideológicos del Estado burgués, que tienen el objetivo de reproducir este complejo sistema. Este sistema ha alcanzado una dimensión global a partir de la mundialización del mercado y el desarrollo del capitalismo en su fase superior, el imperialismo, que por sus características supra-estatales se convierte en el enemigo principal de las clases y naciones oprimidas por el sistema capitalista mundial.

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor