Sobre el Conservatorio Plurinacional de Musica y el Atentado de Revilla al Derecho de la Educacion

Durante el último año el conservatorio ha sufrido muchos problemas, uno de los más destacados y de los que más ha dado para hablar, es sobre las instalaciones en la calle 6 de agosto.  Este inmueble es compartido con el Kínder Macario Pinilla, y los padres y madres de familia de esta unidad educativa están exigiendo que el conservatorio desaloje dichas instalaciones, ya que supuestamente sería una “herencia” de Macario Pinilla para que se utilice como U.E, y segundo que el espacio con el que cuentan actualmente les es insuficiente, y por estos motivos se le pide al ministerio de educación y a la alcaldía que se haga cargo y desaloje al Conservatorio Plurinacional de Música (CPM) cuanto antes.

Esas son las ideas generales que se manifestaron.  En ese ámbito los padres y las madres de familia, tendrían toda la razón para que el CPM abandone las instalaciones y se dirija a algún otro inmueble, pero si se profundiza un poco más veremos que el problema es otro, y en realidad se enfoca en la insuficiencia de espacio.

El conservatorio plurinacional de música alega que tiene 109 años y funciona en el inmueble de la Av. 6 de agosto desde 1961, tal como consta en Testimonio 558 de fecha 22 de noviembre de 1976, donde la señora Betha Ballivian de Bedoya habría donado la casa ubicada en la Av.6 de agosto para el Conservatorio de Música.  Unos años más tarde el Conservatorio, en un acto de buena voluntad aceptaría compartir la casa con el Kindergarten Macario Pinilla.

 Según el CPM, con la ley de participación popular, promulgada en 1994, se determina que los bienes y propiedades de las escuelas estén bajo la tuición del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP), entonces, la propiedad pasa a manos de la Alcaldía. En el año 2004, debido a la Ley de Participación Popular, el GAMLP inscribiría derecho propietario en DD RR.

De este antecedente legal se deduce que, ni el Kindergarten, ni el Conservatorio serian propietarios de dicho espacio, sino que, la Alcaldía tendría que hacerse responsable de que ambas instancias tengan el espacio necesario para el óptimo funcionamiento de estas, de otro modo el GAMLP, estaría atentando contra el Derecho a la Educación de niños y jóvenes, garantizado por la Constitución.

 El Alcalde de La Paz, Luis Revilla, viene prometiendo desde el año pasado la resolución de este conflicto trasladando al conservatorio a 2 posibles lugares, de los cuales el CPM, escogió el de Irpavi, sin embargo hasta la fecha, el Alcalde no responde a los requisitos solicitados por el CPM. De todas formas este traslado atentaria contra la población que estudia en el Conservatorio, ya que como señala este: 1) más del 40% del estudiantado del Conservatorio vive en la Ciudad de El Alto, y el costo de sus pasajes se triplicaría, - tomando en cuenta el incremento de pasajes que dispuso el Alcalde, peor aún- 2) Mas del 70% del estudiantado también hacen una doble carrera asistiendo a una Universidad ubicada en la zona central, no pudiendo conmutar de esta manera, diariamente a la zona de Irpavi 3) El traslado del conservatorio a la Zona de Irpavi, representaría una perdida estimada en 80% del estudiantado que pasa clases en el inmueble de la Av. 6 de agosto.

Al mismo tiempo, el Kínder exige las instalaciones del conservatorio para que sus niños tengan un espacio mayor, ya que dice que sus niños pasan en pequeñas aulas de menos de 30 alumnos. Si uno pasa por los cursos del conservatorio, las aulas tampoco son demasiado grandes y tampoco son aptas para niños de 3 o 4 años, y el kínder tampoco llega a asumir responsabilidad por aceptar más niños de los que el establecimiento es capaz de recibir allí, de esta forma se estaría infligiendo una de las normas de educación, el kínder claramente no debería aceptar más niños de los que es capaz de acoger.

Parece que los estudiantes, profesores y administrativos se negaran rotundamente a abandonar las instalaciones, pero en más de una ocasión se manifestaron diciendo que están dispuestos a dejar las aulas a cambio que se les ofrezca un lugar donde puedan trasladarse, que cumpla con los requisitos necesarios para el óptimo funcionamiento de las clases de música, pero  allí se ve la clara falta de interés por parte de la alcaldía por solucionar este tema, anteriormente habían prometido solucionar este tema pero aún no se ve el interés de realizar dicha promesa, la alcaldía prometió 10 días más para realizar los trámites necesarios del desalojamiento del conservatorio y trasladalos a un predio en la calle Irpavi pero esta es una promesa que se hizo desde el 2015 y aun no se ven avances. Claramente no hay interés alguno por parte de la Alcaldía en resolver dicho problema.

Paralelamente el Ministerio de educación tomo cartas en el asunto y con un presupuesto de dos millones de bolivianos construirá un nuevo edificio para el uso del CPM en la misma calle 6 de agosto. El ministro de educación dijo, “El conservatorio y todas las escuelas de música de la ciudad de La Paz, van a tener una infraestructura, un complejo artístico, que se iniciara este año con la construcción”

Es necesario hacer un llamado de atención a la Alcaldía por el poco apoyo que se brinda al CPM y a todas las artes en general, es necesario atender las demandas de los Artistas y dejar de ignorarlos, no es simplemente cuestión cederles un espacio una vez al año, es necesario buscar formas de difundir y apoyar a nuestros artistas y dejar de hacer falsas promesas solamente para calmar las aguas, que se apoye el arte para el bien común. 

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor