Equipo de boliviana logra primer lugar en la NASA

Puede parecer que las mismas palabras Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, más conocida como la NASA, suene a algo grande y lejos de alcanzar para cualquier boliviano común, sin embargo, para la joven boliviana Alina Santander Vinokurova (16 años) el reto no ha sido tan difícil porque ha logrado asegurarse el primer lugar en la categoría Equipo entre más de 1.000 participantes en uno de los concursos más exigentes en Estados Unidos

La boliviana, nacida el 18 de julio de 1999 en la ciudad de La Paz, acaba de participar del concurso denominado NASA Human Exploration Rover Challenge entre el siete y el nueve de abril pasados en el US Space & Rocket Center, ubicado en la ciudad de Huntsville, Alabama en Estados Unidos

"Hemos ganado el premio al mejor equipo internacional denominado Jesco von Putkammer", cuenta contenta Santander, quien confirmó que está orgullosa de haber representado a Bolivia porque sentía un gran compromiso con toda la gente que la apoya

La joven científica, que ha intervenido entre 1.000 participantes de unos 20 países, ha sido la única y primera boliviana en este tipo de concursos científicos que tenía como objetivo fabricar y conducir un vehículo capaz de atravesar obstáculos parecidos al suelo que hay en la Luna

“Me ha gustado mucho que Bolivia haya marcado su sello en el espacio”, expresa Alina quien participó en el Rover Challenge y explica que para obtener el primer puesto en el concurso de la NASA su equipo tuvo que trabajar mucho en el taller destinado para este objetivo específico

Tuvieron que construirlo bien, probar nuevos diseños de ruedas, reparar algo si se rompía y todo lo que supone un trabajo de ingeniería mecánica

“Se debe conocer bien el mecanismo del auto y cada pieza que lo compone. Además, teníamos que manejarlo con mucha precisión durante la carrera que duró el concurso, sin hablar del buen estado físico y horas de entrenamiento que tuvimos que hacer”

 Para participar de este concurso mundial de la NASA, Santander tuvo que prepararse durante un año en Europa. Estuvo en un campamento espacial de verano en Alemania, donde aprendió a construir y manejar autos lunares

“Fue una experiencia maravillosa”, manifiesta la joven boliviana, quien junto a su equipo de trabajo internacional lograron construir y manejar un auto lunar o más conocido en la NASA como Moonbuggy.
COSTOS Pese a que la boliviana aprendió mucho en el concurso de la NASA, en Estados Unidos, los costos de su viaje y estadía tuvo que buscárselas junto a su familia y amigos

“Esta competencia es organizada por la NASA, sin embargo los costos los tiene que cubrir cada participante o equipo”, explica Santander

La científica paceña logró conseguir patrocinadores nacionales e internacionales que la ayudaron en este proyecto. “Varias empresas se sumaron como patrocinadores para apoyar mi trabajo. Entre ellas a BoA, que corrió con los gastos de pasajes de La Paz a Miami y viceversa; Energym con la beca para la preparación física; Apacheta con la confección de overoles espaciales; Amaya con los trajes de entrenamiento y Citadel con los pasajes de Miami a Huntsville y viceversa; además de Faxira”

Santander estudió en la unidad educativa Pestalozzi de Sucre los primeros seis años de primaria. Posteriormente se trasladó a la unidad educativa Amor de Dios de la ciudad de La Paz

Gracias a la influencia de sus padres, ella habla castellano y ruso. Actualmente culmina sus cursos de alemán e inglés

Además de agradecer el apoyo incondicional de su familia, Alina también dice gracias a los bolivianos residentes en Alabama (Estados Unidos), quienes permanentemente mostraron su simpatía a la boliviana antes, durante y después de que concluyó el concurso.

“Nuestro futuro está fuera de la Tierra”

A pesar de su corta edad, el pensamiento que tiene la joven científica Alina Santander va más allá de la vida en el planeta Tierra. Considera que el futuro de la humanidad está fuera del globo terráqueo. 
“Nuestro futuro está fuera de la tierra”, asegura la paceña

Santander explica que los proyectos que tiene la NASA van dedicados al bien de la humanidad y del futuro y sobrevivencia del hombre

“Nuestro futuro humano está afuera, va más allá de lo que creemos y nos imaginamos. Primero está la órbita de la tierra, después la Luna, más tarde Marte y luego no sabemos qué vendrá”

Incluso, Alina se atreve a afirmar, y al mismo tiempo desafiar al hombre, que existe la necesidad de explorar otras galaxias para garantizar la sobrevivencia de la humanidad

Para lograr ese objetivo, la única representante boliviana en la NASA se ha propuesto implementar un proyecto científico que permita a otros jóvenes incursionar en el mundo de la astronomía y la astrofísica y constribuir al desarrollo del país. 
Ella espera que esta iniciativa tenga el apoyo, tanto del Viceministerio de Ciencia y Tecnología, el Ministerio de Educación y alguna universidad. 
Para esta joven, no existe ninguna limitación que impida a jóvenes y adolescentes bolivianos incursionar en este ámbito

Desde hace algunos años, Alina es medallista científica en diferentes competencias nacionales e internacionales. “A los 12 años gané el oro para La Paz en física, el año pasado también dorada para La Paz y bronce a nivel nacional”.

Una familia incondicional

La familia que tiene Alina es incondicional al trabajo científico que realizó. Sus padres son: José Emilio Santander, boliviano, de profesión ingeniero en Sistemas; y Natalia Vinokurova, rusa, de profesión arquitecta. Tiene una hermana menor, Cristina, 14 años.

 

Tags: equipo, boliviana, logra, primer, lugar, nasa

Fuente: Opinion

 

Para hacer tu comentario Ingresa vía Facebook Twitter
2017-01-18 23:56:38

David Salazar Vedia

...GRACIAS A ESTA JOVENCITA...BOLIVIANA YO SOÑABA ALGUN DIA BOLIVIA DEBE PLANTAR LA WIPHALA EN LA LUNA...ESTA SERCA...EVO PLANTE LA WUIPHALA EN LA LUNA....
©2017 www.generacionevo.org - Hecho en Bolivia por Orestes Sotomayor